Lorenzo Sousa Debarbieri

El inicio de la Hotelería de Lujo en el Perú

Era el año 1995, el terrorismo recién había sido controlado en el Perú y el turismo empezaba a verse como un sector con mucho potencial.

El gobierno priorizó al turismo porque tuvo claro que este sector contribuiría con empleos, descentralización, reducción de pobreza, protección de la naturaleza y puesta en valor del patrimonio cultural del país; el Estado decidió privatizar Entur Perú, que era la compañía estatal de administración y propietaria de mas de 25 hoteles en todo el Perú y a diferencia de otras privatizaciones, esta se hizo dando preferencia a inversionistas peruanos y con acceso a crédito a través de Cofide.

Se tenia claro que el Cusco era un destino único al ser el Perú un destino primordialmente para el turismo cultural-arqueológico y que no decía estar estigmatizado mundialmente como un destino solo para mochileros.

El negocio hotelero parecía un negocio fácil de administrar y conocer y así empezamos a renovar las propiedades principales, el Seminario de San Antoni de Abad; restaurar esta propiedad no era tarea simple, pues debía conservar la esencia de sus claustros y a la vez constituirse un hotel funcional y lujoso. La calidad del servicio para lograr lo que un cinco estrellas requería fue un proceso lento, pero con mucha perseverancia y paciencia se logró, primero en el hotel Monasterio y luego en las demás unidades hoteleras. Esta calidad de servicio ha sido reconocida por instituciones internacionales como The Leading Hotels of the World, entre otras y lo sitúan entre los 10 mejores del mundo.

Es a partir de 1,995 que se produce en el país un acelerado crecimiento en la llegada de turistas internacionales y ya en el 2014 el turismo internacional le genero al Perú 3,320 millones de dólares en divisas, lo que situó al sector como el segundo de mayor importancia en ingresos para el país dentro de los no tradicionales, solo por detrás de las agroexportaciones y contribuyo también a la generación de un millón de empleos directos.

El nuevo mercado de lujo en hotelería peruana fue creado con la inauguración del Hotel Monasterio del Cusco, que marco el punto de inflexión en el sector turístico peruano.

  • Tomado del libro Mi viaje por los Emprendimientos 1985 – 2015.
  • Autor: Lorenzo Sousa Debarbieri.

No hay comentarios

Agregar comentario